¿Qué es la Pantalla de Retina?

Las pantalla de Retina han sido uno de los estímulos más atractivos que ha integrado Apple para atraer el deseo de millones de usuarios en todo el mundo. Todos los amantes de Apple y los que no lo son tanto, hablan de las pantallas de retina y de sus grandes ventajas, pero ¿sabemos que es realmente una pantalla de Retina? ¿Merece la pena pagar más por ella?

Retina es un término de comercialización de Apple para el que no hay una definición concreta. En pocas palabras, una pantalla Retina es cualquier pantalla que Apple haya decidido llamar. Sin embargo, hay funciones que configuran las pantallas Retina diferentes de las pantallas que no son Retina.

Principales características de la Pantalla de Retina

El primer y más importante criterio es la densidad de píxeles: es este factor el que determina de manera directa la mejor idea de la nitidez de una pantalla.

Cuando se lanzó el iPhone 4, y con él la primera pantalla de Retina, se afirmó que ese dispositivo tenía una pantalla con tantos píxeles tan juntos (era como 326ppi, o píxeles por pulgada) que eran imperceptibles para el humano ojo a corta distancia.

Desde entonces, Apple ha lanzado muchos más dispositivos con pantallas Retina. Algunos tienen una densidad de píxeles de más de 326ppi, algunos menos, lo que está claro es que todos ellos se definen como dispositivos con pantalla de Retina.

Por lo tanto el factor crucial que determina a una pantalla de Retina son los píxeles. La nitidez de imagen con los píxeles se mide con otras dos variables: densidad y distancia. Cuanto más lejos estén los ojos de la pantalla, menor será la densidad de píxeles necesaria para hacer que los píxeles “desaparezcan”. En términos generales, cuanto más grande sea la pantalla, más lejos estarán sus ojos de ella y, por lo tanto, menor será la densidad de píxeles requerida para ‘calificar’ como una pantalla Retina.

El efecto de una pantalla Retina es hacer que todo parezca más nítido. En particular, los textos parecen más suaves y nítidos.

Ventajas de las pantallas de Retina

En primer lugar la experiencia de usuario  es notablemente mejor  y más precisa. Un dispositivo que cuenta con una pantalla Retina tiene una claridad sorprendente. La alta resolución y la densidad de píxeles dan como resultado imágenes extremadamente nítidas con curvas suaves y finas impresiones . Esta especificación de visualización es adecuada para consumir contenidos tales como artículos web, libros electrónicos, imágenes, vídeos y juegos. También es más adecuada para profesionales creativos que pueden aprovechar los detalles de una imagen más fina para sus requisitos de diseño gráfico y edición de fotos.

Por otro lado, una resolución más alta significa más información de visualización, la pantalla de Retina puede mostrar más información en comparación con las pantallas con menor resolución. Un usuario, por ejemplo, puede abrir aplicaciones una al lado de la otra en un dispositivo portátil con una pantalla Retina sin disminuir la calidad de la imagen.

Otra de las grandes ventajas relacionadas con el uso diario esta relacionado con la reducción de la fatiga visual. Una mayor resolución y densidad de píxeles puede reducir la fatiga ocular al garantizar que los usuarios no se esfuercen demasiado para enfocar sus ojos en un área particular en sus pantallas.

Vale la pena reiterar que la idea detrás de una pantalla Retina es tener una resolución y densidad de píxeles tan alta que una persona no pueda discernir píxeles individuales desde una distancia de 30 cm. Al utilizar una MacBook Pro Retina, por ejemplo, no es necesario que este usuario acerque sus ojos a la pantalla. Las imágenes se ven claras y nítidas.

¿Te convencen las pantallas de Retina?