Conoce un poco más sobre el conector Magsafe

El conector MagSafe es uno de los componentes más conocidos pero a la vez más desconocidos de la arquitectura de Apple. Atendiendo a la definición de Apple: se trata de una conexión magnética en lugar de una conexión física. Por lo tanto, el cable simplemente se rompe limpiamente, sin dañar el cable ni el sistema. Como una característica adicional, esto significa menos desgaste en los conectores.

El conector MagSafe está formado por un anillo magnético que rodea cuatro pequeñas protuberancias de potencia; cuando lo mueves cerca del dispositivo la atracción magnética toma el control y se ajusta en su correcto lugar. Es un componente perfectamente simétrico, por lo que cualquier dirección funciona bien. Una luz pequeña en la parte superior e inferior del conector indica el estado de carga de su MacBook.

La idea es que el enchufe que se conecta a la computadora portátil se conecte con un imán en lugar de la cosa típica de tipo agujero con enchufe.

Características del MagSafe

Los conectores MagSafe han sido toda una revolución, otra gran idea de Apple. MagSafe funciona conectando la toma de corriente a una Mac usando imanes.

La conexión entre un adaptador MagSafe y el dispositivo portátil Mac se realiza utilizando dos mitades magnéticas. Estos cierres se unen creando el cierre. De acuerdo con la patente MagSafe de Apple:

“El área superficial de dos mitades atraídas magnéticamente determina el número de líneas de flujo magnético y, por lo tanto, la fuerza de retención entre ellas porque la fuerza de retención es proporcional al área de contacto entre las dos mitades atraídas magnéticamente”.

La ventaja de usar MagSafe es la seguridad. Se acabaron los tropiezos o tirones que llevan a accidentes o caídas. Gracias al conector MagSafe todo esto ha quedado para el recuerdo. Además este conector se ha convertido en un verdadero elemento diferenciador para otras marcas que carecen de esta tecnología.

Hay dos versiones diferentes de MagSafe, son el  MagSafe 1 y MagSafe 2. MagSafe 1 es un poco más grande y se introdujo en 2006 junto con la MacBook y la MacBook Pro originales. La primera edición de la MacBook Air también utilizó MagSafe 1, pero tenía una cabeza ligeramente más delgada.

MagSafe 2 es más delgado y fue diseñado para todos los MacBook lanzados después de 2009. MagSafe 1 y MagSafe 2 no son intercambiables, pero Apple vende este MagSafe al convertidor MagSafe 2, lo que le permite utilizar MagSafe antiguo con los dispositivos más nuevos.

El fin de MagSafe de Apple

Una de las mayores fortalezas de Apple siempre ha sido su obsesiva atención al detalle. Ya se trate de historias de hardware o diseño, a menudo estas pequeñas cosas se suman para hacer que sus clientes sientan que están en buenas manos.

Pero con sus últimas MacBooks, Apple está empezando a deshacerse de uno de esos toques especiales: MagSafe: el conector de carga magnética que MacBooks que ha estado usando durante una década.

MagSafe fue una de esas pequeñas pero brillantes innovaciones que hicieron grande a Apple. En lugar de tener un cable de alimentación fijo en un dispositivo portátil, los cables MagSafe de Apple se unen magnéticamente, lo suficientemente fuerte como para aguantar, pero lo suficientemente débil como para sustraerlos.

Apple ya no vende los adaptadores MagSafe originales. Parece que la conexión Mag Safe comienza  desaparecer, los usuarios de MacBook Pro tienen la capacidad de cargar su dispositivo a través de cualquiera de los cuatro puertos USB-C . Se pierde la elegancia de MagSafe y no se sabe a donde va a llegar el futuro de este innovador conector desde el año 2006.

El conector MagSafe gusta y se espera que siga siendo uno de los atractivos de los futuros dispositivos Apple.