Adiós a las aplicaciones de 32 bits en los Mac

Después de numerosos anuncios, rumores y quejas, Apple ha comenzado el proceso de eliminación progresiva de las aplicaciones de 32 bits en Macs, razón por la cual muchos usuarios que se actualizaron a macOS 10.13.4 o posterior habrán encontrado diferentes mensajes de incompatibilidad o de no optimización de determinadas aplicaciones.

Esta es la primera de muchas advertencias que Apple planea integrar en sus sistemas , con el fin de advertir la finalización de soporte de las aplicaciones de 32 bits en la Mac, como lo hizo en los dispositivos iOS con el lanzamiento de iOS 11.

Apple ha confirmado que macOS 10.14 Mojave,  será la última versión de macOS que permitirá que se ejecuten aplicaciones de 32 bits, pero incluirá advertencias más “agresivas” sobre su uso antes de que se eliminen por completo.

Identificación y actualización de aplicaciones de 32 bits

Apple comenzó a admitir aplicaciones de 64 bits con el lanzamiento del iPhone 5s en 2013. Desde febrero de 2015, la compañía comenzó a requerir que los programadores agreguen soporte para nuevos bits. Después de instalar iOS 9, los usuarios también comenzaron a notar que las aplicaciones de 32 bits pueden ralentizar su dispositivo.

Ante esta  situación, no queda más remedio que tener muy presente que es necesario realizar una severa identificación de las aplicaciones que se utilizan y averiguar si son de 32 bits o de 64 bits.

Si nos encontramos con aplicaciones de 32 hay que actualizarlas a la versión de 64 bits. Se aconseja tener muy presente este hecho pues puede haber más aplicaciones de las que creemos que  necesiten ser actualizadas. El desastre puede ser máximo si llegado el momento el sistema no reconoce aplicaciones de uso diario o necesarias para el trabajo.

Apple ha estado haciendo la transición del hardware y software de 64 bits durante más de 10 años, y la compañía ya dejó de aceptar aplicaciones de 32 bits en la Mac App Store. Así pues, si está ejecutando macOS 10.13.4 e inicia aplicaciones de 32 bits, verá una nueva advertencia desde el 12 de abril que le indicará que debe actualizarse.

Pero o solo este cambio afecta directamente a nuestros equipos  Apple, los desarrolladores llevan años volviéndose locos con este gran cambio. Se estima que aproximadamente son 45,000 aplicaciones que no se han actualizado desde mayo de 2012, cuando Apple comenzó a admitir el software iOS de 64 bits. Unas 425,000 aplicaciones adicionales no se han actualizado desde junio de 2015, cuando Apple comenzó a requerir que todas las aplicaciones y actualizaciones de aplicaciones nuevas incluyan soporte de 64 bits.

Todo esto suma 470,000 aplicaciones en riesgo que no vana funcionar con el modelo 64 bits. Alrededor del 30% de estas 470,000 aplicaciones son juegos, los más populares se han sido reemplazados por versiones más nuevas pero el resto puede quedar en el olvido para siempre.

¿Por qué el cambio de 32 bits a 64 bits?

Las aplicaciones de 64 bits pueden acceder a más memoria y operar potencialmente más rápido que las aplicaciones de 32 bits, además se entiende que tu Mac tiene un procesador de 64 bits. Las tecnologías macOS modernas, como la aceleración de gráficos Metal, son funciones de 64 bits y no se ejecutarán en equipos Mac con procesadores de 32 bits.

Con todo y para no crear un mayor caos, Apple siempre tiene bajo la manga algo que les hace especiales y tientan a los consumidores para no volverse locos. Apple ha lanzado una nueva herramienta para ayudar a destacar las aplicaciones que quedarán obsoletas en las próximas actualizaciones de su sistema operativo iOS. La herramienta se envía a los usuarios de iPhone y iPad con la última actualización, a iOS 10.3.

De esta manera los usuarios pueden saber que aplicaciones necesitan de actualización sin llegar al día que dejen de funcionar. Una muy buena forma de suavizar este contratiempo, que muchos consumidores no acaban de entender en términos de su uso y rendimiento diario.

Es bien cierto que Apple lleva años lanzando una campaña de información y soporte para facilitar a usuarios y desarrolladores una migración y cambio nada agresivo y con las mínimas consecuencias posibles. Así todo es un gran riesgo y es curioso saber que pasará cuando ya se llegue a fechas con toda la compatibilidad realizada en los dispositivos Mac.

Di adiós a las versiones de 32 bits y ten presente que el futuro de los Mac esta en los 64 bits, realiza una transición desde ya mismo y evita problemas y conflictos mayores.